Còmo ser un DOCENTE MEDIADOR

El docente mediador es el que se esfuerza para que el alumno saque lo mejor de sí mismo y desarrolle sus capacidades al màximo.

Es innegable que la formación permanente de los docentes es condición esencial para el éxito de los programas de educaciòn, especialmente en las comunidades más desprovistas de recursos.

El auge de la utilizaciòn de los nuevos recursos tecnològicos que nos brinda las Tecnologìas de la Informaciòn y la Comunicaciòn nos obliga, aùn màs, a poner ènfasis en el uso adecuado que le da el maestro y profesor a esa herramienta màs del aprendizaje.

Al respecto, tomamos las palabras de Richard Pietrasik, director de Nowsthetime.com (Consultora inglesa sobre temas de educación) que afirma que  «El sistema educativo finlandés es muy humano, basado en la valoración y tener altas expectativas de todos los niños, y lo hacen con más éxito que cualquier otro país».

Como ya expresàbamos en otro de nuestros artìculos, la funciòn del docente mediador del aprendizaje es la de facilitar el acceso a la informaciòn de sus discentes, a fin que ellos puedan utilizarla de manera constructiva de su ser.

De esta manera, la tarea del docente consiste en promover y acompañar el aprendizaje estimulando al alumno para que se constituya en su propio motor para aprender.

Para facilitar esta tarea, rescatamos diez sugerencias de José Manuel Sánchez Galán,  las que transcribimos a continuaciòn:

  1. Utilizar preguntas abiertas y de respuesta reflexiva, que incluso puedan generar respuestas inesperadas interpretando los contenidos de forma diferente, estimulando así el pensamiento crítico e incluso el debate.
  2. No redirigir las preguntas, dejar tiempo a la reflexión del alumnado, que se acostumbren a pensar por sí mismos.
  3. Generar un clima de confianza y de grupo. El profesor no es el jefe ni el protagonista del aula. Emplear la primera persona del plural ayuda a los alumnos a sentirse integrados, genera sentimiento de grupo y le otorga importancia.
  4. No ridiculizar. Juzgando, castigando o reprochando las aportaciones erróneas del alumnado no conseguimos más que el alumno sienta dañada su imagen social y se sienta inseguro. Es necesario restar importancia a los errores, recordad que hasta el más sabio se equivoca alguna vez.
  5. Valorar todo: la participación, la actitud, los resultados de las pruebas realizadas, etc. Sólo así estimularemos la interacción del alumnado en clase.
  6. Consultar decisiones a los alumnos, especialmente las relativas a convivencia (normas, hábitos, decoración, organización…); el aula también es su espacio y han de sentirse bien, integrados, respetados… Ésto NO resta autoridad ni poder al profesor
  7. Organizar el trabajo en grupos reducidos para fomentar la competitividad y que los alumnos tengan más opciones de participar.
  8. Fomentar la realización de debates y/o juegos de rol que permitan a los alumnos argumentar sus ideas, escuchar, respetar opiniones, rebatir con respeto y en base a conocimientos, etc.
  9. El libro de texto es tan sólo un recurso didáctico entre tantos.
  10. Fomentar el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, estimulando con ello, además, la creación de información y conocimiento y/o su difusión: twitter, blogs, búsquedas en internet, etc.

Finalmente te ofrecemos un Módulo de Autoformación Docente denominado «El Docente como protagonista de la Inclusión Escolar» que esperamos que te interese.

Dra. Carina Aida Di Fresco Tala By Yo Soy Igual y Diverso

FUENTE: Sánchez Galán, José Manuel: Cómo ser un mal profesor.  Diez sencillos pasos para bajar la confianza de los alumnos.Recurso electrónico. Actualidad Pedagógica, 2012.

Open modal

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: