Bases Teóricas de la Educación Inclusiva

bases teóricas de la inclusión

Udvari-Solner y Thousand (1996) movilizan desde esta disciplina tres perspectivas que ellas consideran fundamentales en la construcción teórica de la inclusión:

 

  1. a) Constructivismo: Bajo esta perspectiva, estamos considerando que el aprendizaje es la creación de un significado que ocurre cuando un individuo hace conexiones, asociaciones y uniones entre conocimientos existentes y nuevos, por tanto, son los estudiante los que construyen sus propios aprendizajes. Asimismo, se considera que el conocimiento no es cuantitativo sino interpretativo y requiere contextos sociales e intercambios comunicativos que se deben desarrollar. Según Coll (1999) “para la concepción constructivista, la clave de los procesos escolares de enseñanza y aprendizaje reside en las relaciones que se establecen entre los tres elementos del triángulo interactivo: la actividad mental construida del alumno, la acción educativa e instruccional del profesor y los contenidos de aprendizaje” (p.36).
Procesos escolares de enseñanza aprendizaje
ACTIVIDAD MENTAL DEL ALUMNO
CONTENIDOS DE APRENDIZAJE
ACCIÓN DEL PROFESOR

Bajo el constructivismo, cualquier aprendizaje se descompone en muchos pasos que en ningún momento están aislados sino que se adquieren en una secuencia. Como nos explican Udvari-Solner y Thousand (1996), estas teorías se relacionan positivamente con las prácticas de la educación inclusiva porque fomenta la idea de que todas las personas están siempre aprendiendo y que el proceso no puede ser parado. Se citan las palabras de Siegel y Shaughnessy (1994) cuando afirma: “Ningún ser humano entiende todo. Cada ser humano entiende algo. La educación debería esforzarse en mejorar el aprendizaje lo más posible cualquiera que fuera las potencialidades de cada alumno”(p. 183)

El profesor debe tomar conciencia de que todos los estudiantes entran con un nivel diferente de conocimientos que está influido por sus experiencias y prácticas culturales. Por tanto, han de tener presente estos factores y asegurarse que la nueva información está relacionada de manera significativa con los conocimientos existentes en cada estudiante

 

  1. b) Teorías de Vygostky: Recordemos que este autor analizó la naturaleza del aprendizaje, los espacios de la acción humana y la influencia sociocultural en el desarrollo cognitivo. Elaboró dos construcciones teóricas que serían las de mayor relevancia de cara a la educación inclusiva:

 

  • La perspectiva socio cultural del desarrollo cognitivo, que trae como consecuencia la idea de que la colaboración de los miembros de la comunidad es necesaria para el crecimiento cognitivo

 

  • El establecimiento de la zona de desarrollo próximo, definida como la distancia entre el nivel de desarrollo actual y el nivel de desarrollo potencial de un individuo. Se demostró experimentalmente que esa zona se cubre mejor por el niño si interactúa en un grupo de más capacidad o habilidad, que si se escolariza en otro con niños de similares o inferiores limitaciones. De la misma forma, se descubre que se requieren dos o más mentes actuando para resolver cualquier forma de aprendizaje. Es sobre este concepto -zona de desarrollo próximo- en donde más se centran Udvari-Solner y Thousand (1996) para sustentar las ideas prácticas de la inclusión, ya que transmiten con claridad el papel del profesor y los compañeros aventajados en el aprendizaje de un alumno.

 

  1. c) Teoría de las Inteligencias Múltiples (IM): La presencia de esa diversidad en los términos en que debe ser aplicada al aula, encuentra en algunas teorías muchas de sus justificaciones. Y una de ellas es la de las inteligencias múltiples. Como vamos ahora a explicar, a través de sus planteamientos vamos a comprender el porqué todos los alumnos poseen, sin excepción,  puntos de valoración dignos de ser tenidos en cuenta.

Estas teorías fueron descritas por  Gardner (1985, 1995).  Este autor, según hemos explicado en otros trabajos (Marchena, 2005), observó niños con déficit y el concepto de inteligencia en muchas culturas, llegando a la conclusión de que no solo existen las tradicionales inteligencias clasificadas en lógicas y lingüísticas; existen múltiples inteligencias. Todas ellas se clasificarían en los tipos que se describen en el cuadro 1. Según este planteamiento, triunfar en los negocios, o en los deportes, requiere ser inteligente, pero en cada campo utilizamos un tipo de inteligencia distinto. No mejor ni peor, pero si distinto. Dicho de otro modo, Einstein no es más inteligente que Michel Jordan, pero sus inteligencias pertenecen a campos diferentes.

Gardner (1985) enfatiza el hecho de que todas las inteligencias son igualmente importantes. El problema es que nuestro sistema escolar no las trata por igual y ha entronizado las dos primeras de la lista -la lógico-matemática y lingüística- hasta el punto de negar la existencia de las demás. Algunos alumnos pueden tener una baja capacidad lógico-matemática pero sin embargo es viable que destaquen por sus habilidades interpersonales, intrapersonales o espaciales. Ante ello, como dirían Udvari-Solner y Thousand (1996), el profesorado debe apreciar y valorar en sus clases las conductas derivadas de esas inteligencias, situación que hasta la fecha ha sido poco convencional. Aunque para ello también estará obligado a organizar las actividades permitiendo expresiones de conocimiento que se realicen de múltiples modos, poniendo en marcha múltiples inteligencias. La  misma materia se puede, por tanto, presentar de formas muy diversas que consientan al alumno asimilarla partiendo de sus capacidades y aprovechando sus puntos fuertes.

Los profesores deberían, bajo el enfoque que impregna las teorías de las inteligencias múltiples, recordar en cada instante de sus clases que al avance diversificador que conllevan estas teorías, se une la definición de la inteligencia como una capacidad y no como algo innato e inamovible, argumento que cuando hablamos de la integración escolar, fue también referido. Algunos sectores del profesorado consideran que en la vida se nace inteligente o no, y que la educación no puede cambiar ese hecho. Contrariamente a esta idea, es un aserto, comprobado desde muchos puntos de vista, el que todos nacemos con unas potencialidades marcadas por la genética, pero que esas potencialidades se van a desarrollar de una manera o de otra dependiendo del medio ambiente, nuestras experiencias, la educación recibida, etc. Pensemos que ningún deportista de élite llega a la cima sin entrenar, por buenas que sean sus cualidades naturales. Lo mismo se puede decir de los matemáticos, los poetas, o de la gente emocionalmente inteligente. Al definir la inteligencia como una capacidad, Gardner (1985), sin negar el componente genético, nos hace recordar que la inteligencia es, por tanto, una destreza que se puede desarrollar

 

 


Inteligencia Lógica – Matemática
 

La que utilizamos para resolver problemas de lógica y matemáticas. Es la inteligencia que tienen los científicos. Se corresponde con el modo de pensamiento del  hemisferio lógico y con lo que nuestra cultura ha considerado siempre como la única inteligencia.

 

Inteligencia Lingüística  

La que tienen los escritores, los poetas, los buenos redactores. Utiliza ambos hemisferios.

 

Inteligencia Espacial  

Consiste en formar un modelo mental del mundo en tres dimensiones, es la inteligencia que tienen los marineros, los ingenieros, los cirujanos, los escultores,  los arquitectos o los decoradores.

 

Inteligencia Musical  

Es la de los cantantes, compositores, músicos, bailarines.

 

Inteligencia Corporal – Kinestésica  

Capacidad de utilizar el propio cuerpo para realizar actividades o resolver problemas. Es la inteligencia de los deportistas, los artesanos, los cirujanos y los bailarines.

 

Inteligencia Intrapersonal  

Es la que nos permite entendernos a nosotros mismos. No está asociada a ninguna actividad concreta.

Inteligencia Interpersonal  

Nos permite entender a los demás, y la solemos encontrar en los buenos vendedores, políticos, profesores o terapeutas. La inteligencia intrapersonal y la interpersonal conforman la inteligencia emocional y juntas determinan nuestra capacidad de dirigir nuestra propia vida de manera satisfactoria

 

Inteligencia Naturalista  

La que utilizamos cuando observamos y estudiamos la naturaleza. Es la que demuestran los biólogos o los herbolarios

 

 

Cuadro: Las inteligencias múltiples de Gardner (1985, 1995)

AQUI TE INVITAMOS A REALIZAR EL TALLER ON LINE: EVALÚA Y ESTIMULA TUS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES QUE TE AYUDARÁ A APLICAR CONCRETAMENTE  ESTOS CONOCIMIENTOS TEÓRICOS EN TU AULA.

Fuente: Marchena, Rosa: Bases de la Educación Inclusiva

Imagen extraída de paideiablog

Open modal

Tags: , , , , , , , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: